Organizador: Cáritas Diocesana de Barcelona.

Entidad colaboradora: Ramon Molinas Foundation.

Calendario de implementación: 01/01/2017 – 31/12/2017.

 

Viviendas Tuteladas Almeda, hogares dirigidos a personas mayores de 60 años, autónomas y que se encuentran en situación de vulnerabilidad socioeconómica

La Ramon Molinas Foundation ha colaborado con Cáritas Diocesana de Barcelona con el objetivo de respaldar a las Viviendas Tuteladas Almeda, un servicio residencial que tiene la finalidad de proporcionar un hogar digno a personas mayores de 60 años, autónomas y que se encuentran en situación de vulnerabilidad socioeconómica.

En las Viviendas Tuteladas Almeda se proporciona una atención integral que garantiza la cobertura de las necesidades básicas de los usuarios. Al mismo tiempo, se fomentan las competencias de las personas mayores con el objetivo de facilitar su autonomía y su capacidad de decisión, creando hábitos de responsabilidad individual y colectiva y favoreciendo los vínculos con la comunidad. Los beneficiarios del servicio viven con independencia, acompañados y disponen de servicios de atención y de teleasistencia sanitaria domiciliaria.

Situado en Cornellà de Llobregat, el servicio tiene una capacidad para 24 usuarios. Las Viviendas Tuteladas Almeda están constituidas por un total de 19 apartamentos, 5 de los cuales son dobles, que disponen de dormitorio, baño y cocina. Asimismo, los residentes tienen a su disposición un salón y una sala de lavandería que comparten con sus compañeros.

 

El único servicio que proporciona viviendas tuteladas en Cornellà de Llobregat

Las Viviendas Tuteladas Almeda son el único servicio de estas características que se ofrece en Cornellà de Llobregat, un municipio que tiene 83.376 habitantes censados. Los beneficiarios de las Viviendas Tuteladas Almeda son personas mayores de 60 años en situación de exclusión socioeconómica y residencial. Son ciudadanos que han perdido su hogar o que residían en viviendas sin condiciones de habitabilidad y que se benefician de prestaciones del Fondo de Asistencia Social o de pensiones no contributivas. Asimismo, son personas con problemas de solitud y de aislamiento social que no tienen redes de apoyo familiar, aunque son autónomas en las actividades de la vida diaria y disponen de un nivel cognitivo adecuado.

Cáritas Diocesana de Barcelona, por medio de una retahíla de indicadores y gracias a la colaboración con otras instituciones, determina las personas que deben beneficiarse de este servicio. Una vez escogidas, un equipo profesional integrado por un educador social y dos trabajadoras familiares establece el modelo de intervención adecuado al perfil de cada usuario y se encarga de realizar un seguimiento para evaluar su evolución. Los beneficiarios de las Viviendas Tuteladas Almeda pagan una cuota mensual simbólica en función de su capacidad económica.

 

Cáritas Diocesana de Barcelona, una organización con una larga trayectoria humanitaria

Cáritas es la organización humanitaria de alcance mundial de la Iglesia Católica. La delegación de la diócesis de Barcelona, que pertenece al entramado que conforma este organismo, se constituyó en el año 1944 y desde sus inicios acogió y trabajó con las personas en situación de pobreza y vulnerabilidad.

Las actuaciones de la organización se centran en el marco de la acción social, la sensibilización de la sociedad y la denuncia de las situaciones de injusticia. La entidad, además, lucha contra la pobreza, la exclusión social, la intolerancia, la discriminación y contra aquellas acciones que violan los derechos humanos.

 

Enlaces de interés:

Página web de Cáritas Diocesana de Barcelona.