540 supervivientes de ictus se beneficiarán de una iniciativa que ofrece información, acompañamiento emocional y neuro-rehabilitación.

La Ramon Molinas Foundation colabora con la Fundació Ictus con el objetivo de atender a personas que han sufrido un ictus, y a sus familias, a fin de mejorar su calidad de vida y de promover su autonomía. Mediante el programa Vivir tras un ictus, la entidad atenderá a 540 personas que han superado un ictus, adquiriendo una discapacidad y/o una situación de dependencia, durante el año 2021. Lo hace conjuntamente con las cuatro asociaciones de pacientes de ictus de Barcelona, Lleida, Girona y Tarragona

La iniciativa, que se desarrolla en Catalunya, ofrece información, asesoramiento y orientación sobre los recursos asistenciales y terapéuticos tanto públicos como privados; brinda apoyo emocional gracias al voluntariado testimonial y a los grupos de ayuda mutua; y fomenta la autonomía y la reducción del grado de dependencia de personas que han sufrido un ictus por medio de dinámicas de neuro-rehabilitación y de estimulación desde las diferentes entidades de pacientes de ictus.

El ictus es una enfermedad aguda ocasionada por una interrupción repentina del flujo sanguíneo a una parte del cerebro (isquemia cerebral, en un 85% de los casos) o de la ruptura de una arteria o vena cerebral (hemorragia cerebral, en un 15% de los casos). Los síntomas del ictus aparecen de forma súbita y el tiempo de respuesta es fundamental a fin de disminuir los daños que pueda ocasionar al cerebro.

Esta enfermedad cerebrovascular es la primera causa de muerte entre las mujeres, la tercera entre los hombres y la primera causa de discapacidad entre los adultos. En Catalunya, 13.000 personas son hospitalizadas debido a un ictus cada año. Por consiguiente, cada 45 minutos se produce uno. El 45% de las personas hospitalizadas sobreviven, adquiriendo una discapacidad motora, sensitiva, cognitiva, del habla y/o de la comprensión. En Catalunya, más de 54.000 personas viven con una discapacidad adquirida a causa de un ictus.

La Fundació Ictus nació en 2007 con el fin de dar a conocer esta enfermedad cerebrovascular, difundir como prevenirla y divulgar cómo tratarla. Por otra parte, la entidad se constituyó con el fin de apoyar a los pacientes con ictus, y sus familiares, gracias a la ayuda directa y a través de tejer sinergias con otras organizaciones. Por último, la Fundació Ictus se creó con el objetivo de impulsar la investigación sobre la enfermedad en todas sus etapas y desde todas las perspectivas.

 

Más información en Acción social.

 

Enlaces de interés:

Página web de la Fundació Ictus.