Organizador: Fundación Soñar Despierto.

Entidad colaboradora: Ramon Molinas Foundation.

Calendario de implementación: 01/01/2020 – 31/12/2020.

 

Educar Sonrisas, una iniciativa que brinda apoyo educativo y emocional a menores tutelados con el objetivo de fomentar su integración social

La Ramon Molinas Foundation colabora con la Fundación Soñar Despierto con la finalidad de acompañar y apoyar a los menores que proceden de familias desestructuradas y ambientes marginales que viven bajo la guarda y custodia de la administración en centros de acogida, centros abiertos o centros residenciales. La cooperación entre las dos entidades permitirá desarrollar el programa Educar Sonrisas.

La iniciativa de la Fundación Soñar Despierto brinda apoyo educativo y emocional a los niños y adolescentes tutelados con el fin de garantizar un nivel escolar adecuado para su desarrollo y para su integración social. Educar Sonrisas fomenta que adquieran los conocimientos, las habilidades sociales y los hábitos de estudio necesarios a tales efectos. El programa se estructura mediante dos líneas de trabajo: clases de refuerzo personalizadas y actividades extraescolares y de ocio.

 

Un total de 576 niños y adolescentes participarán en la iniciativa a lo largo de 2020

Un total de 576 menores de entre 8 y 18 años participarán en la iniciativa a lo largo del 2020. De estos, 450 provienen de 24 Centros Residenciales de Acción Educativa (CRAE) y 126 de 9 centros abiertos de toda Catalunya. Los responsables de los centros donde residen establecen aquellos niños y adolescentes que necesitan refuerzo escolar y actividades de ocio, y los motivos y el tipo de intervención que precisan, y lo comunican a la Fundación Soñar Despierto.

La entidad, gracias a la atención personalizada de casi 200 voluntarios que se convierten en referentes para los menores, conduce la intervención en función de las capacidades, características y necesidades de cada uno de los participantes, desarrollando un plan de trabajo diseñado por el educador de su centro. La iniciativa vela para evitar que abandonen el sistema educativo y para favorecer la igualdad de oportunidades. Asimismo, Educar Sonrisas se convierte en una herramienta de prevención y atención ante situaciones de riesgo.

 

En Catalunya, 7.400 menores viven amparados bajo la custodia de la DGAIA con el fin de que puedan desarrollarse adecuadamente

En Catalunya hay 7.400 menores que viven bajo la guarda y custodia de la Direcció General d’Atenció a la Infància de la Generalitat (DGAIA) debido a que sus padres tienen denegadas las capacidades parentales. Son niños y adolescentes que han sufrido desprotección y malos tratos. Ante esta situación, la DGAIA retira la guarda a los padres y ampara a estos menores bajo su sistema de protección con el fin de garantizar que puedan desarrollarse adecuadamente mientras sus familias no recuperen o adquieran esta habilidad parental.

El 45,7% de los niños y adolescentes que viven con una medida protectora de la Generalitat lo hacen acogidos en familias. El resto lo hace en centros residenciales. De los que conviven en familias, un 64% lo hace en familia extensa (se confía la guarda a un familiar directo), un 25% lo hace en familia ajena y el 11% restante se encuentra en situación de acogida preventiva. El resto de los menores tutelados, el 54,3%, viven acogidos en centros residenciales, principalmente en los Centros Residenciales de Acción Educativa que hay en todo el territorio catalán (en el 54% de los casos) y en centros de acogida (23 %).

El sistema de protección de la Generalitat de Catalunya tiene como objetivo asegurar que estos menores reciban una buena atención, atendiendo a sus necesidades materiales, emocionales, educativas, de socialización, de salud y de ocio. Asimismo, garantiza que los niños y adolescentes tutelados cumplan sus deberes y tiene la finalidad de empoderarlos para que adquieran autonomía personal para su futuro.

Sin embargo, la situación personal de los jóvenes incide en su rendimiento académico. El 80% de los menores tutelados no obtiene el graduado escolar. Por otra parte, sólo el 32% de los jóvenes que se encuentran en esta situación están en el curso que les correspondería a los 15 años, respecto al 73,6% del resto de escolares. La brecha formativa se amplía a medida que aumenta la edad. Sólo 1 de cada 10 jóvenes tutelados se matricula en la universidad, mientras que del resto de estudiantes se matriculan 6 de cada 10.

 

La Fundación Soñar Despierto, una entidad que vela por lograr la plena integración de los niños y adolescentes que provienen de ambientes marginales y de familias desestructuradas

La Asociación Juvenil Soñar Despierto es la semilla de la Fundación Soñar Despierto. Fundada en 1998 en la ciudad mexicana de Monterrey, la entidad nació con la finalidad de dar respuesta a la situación de extrema pobreza y de marginación que sufrían una parte de los niños y de los jóvenes que la habitaban. La voluntad de la Asociación Juvenil Soñar Despierto era empoderarlos para que pudieran aspirar a un futuro con oportunidades.

Dos años más tarde, un grupo de personas jóvenes se unieron con el fin de replicar el modelo de la organización de la capital del Estado de Nuevo León, en Barcelona. Bajo el nombre de Fundación Soñar Despierto, la entidad se fundó con la misión de lograr la plena integración social de los niños y adolescentes que provienen de ambientes marginales y de familias desestructuradas por medio de programas y proyectos eficaces en el apoyo a la educación y a la incorporación al mundo laboral.

 

 

Enlaces de interés:

Página web de la Fundación Soñar Despierto.