Organizadores: Fundación María Agustí y Hemiparesia Infantil. 

Entidad colaboradora: Ramon Molinas Foundation. 

Calendario de implementación: 12/09/2018 – 21/06/2019.

 

 50 flautas dulces adaptadas para niños y niñas con hemiparesia durante el curso académico 2018-2019 

La Ramon Molinas Foundation colabora con la Fundación María Agustí y con la Asociación de Hemiparesia Infantil con el objetivo de desarrollar un programa de préstamo gratuito de flautas dulces adaptadas para niños y niñas con hemiparesia. La iniciativa, que se inició en el curso académico 2016-2017, está dirigida a familias de niños y niñas que tienen esta condición neurológica, en edad escolar y residentes en España. A lo largo de las anteriores ediciones se cedieron un total de 40 flautas adaptadas. Durante el curso académico 2018-2019, el programa contará con otros 50 instrumentos más –29 para la mano izquierda y 21 para la mano derecha–. Este hecho implica que el programa tendrá un total de 90 flautas asignadas. La concesión de los instrumentos tiene una duración de 3 años. Acabado este período, se ceden a nuevos beneficiarios.

La flauta dulce es el instrumento de referencia para la enseñanza de la música en la escuela primaria. No obstante, a los niños y niñas con hemiparesia se les substituye por otros instrumentos musicales aptos para tocar con una sola mano, como el xilófono. De este modo, pueden sentirse discriminados en la etapa infantil, un período en el que las diferencias con otros niños son esencialmente físicas y en el que deben poder participar en todas las actividades escolares.

La actuación tiene la finalidad de estimular la autonomía de los niños y niñas con hemiparesia gracias a los beneficios de la práctica instrumental y sensibilizar al entorno escolar sobre la discapacidad para visibilizar que las limitaciones no están en las personas, sino en las barreras exteriores que les impiden acceder a determinados recursos.

 

Los beneficios de la práctica musical en la etapa escolar

Tocar un instrumento en la etapa escolar presenta ventajas cognitivas, físicas y emocionales en los menores. Estimula la memoria, aumenta el cociente intelectual, desarrolla la capacidad matemática, incrementa la concentración, mejora la autoestima y ayuda a aliviar la tensión y el estrés, entre muchos otros beneficios.

La práctica musical mejora las conexiones neuronales, hecho que implica importantes repercusiones en el desarrollo de los niños y niñas con hemiparesia. Asimismo, mejora la coordinación y la motricidad de los dedos, de las manos y de los ojos de los menores ─al leer la partitura, traducirla e interpretarla─ al mismo tiempo que adquieren responsabilidades y disciplina.

 

La hemiparesia, una forma de parálisis cerebral infantil que afecta a un niño de cada mil nacidos 

La hemiparesia es una forma de parálisis cerebral infantil. La parálisis cerebral infantil, según la Asociación Española de Pediatría, es un grupo de trastornos del desarrollo del movimiento y de la postura, causantes de limitaciones de la actividad, atribuidos a una agresión no progresiva sobre un cerebro en desarrollo, en la época fetal o durante los primeros cuatro años de vida de un niño.

La hemiparesia es una condición neurológica que dificulta el movimiento de una mitad del cuerpo, sin llegar a la parálisis, y que afecta a un niño de cada mil nacidos. Los afectados presentan una debilidad, rigidez o ausencia de control del lado afectado con síntomas más discretos o acusados en función del caso.

El tratamiento para paliar sus efectos debe ser apropiado para cada afectado y para su tipo de lesión. La forma más eficaz de abordar este trastorno es la fisioterapia. Esta disciplina ayuda a coordinar la función motora y a desarrollar un tono muscular adecuado para fomentar la autonomía personal de los niños con hemiparesia. 

 

La Fundación María Agustí y la Asociación de Hemiparesia Infantil, dos entidades con la voluntad de tejer una red de apoyo familiar

La Fundación María Agustí, constituida a finales del 2013, y la Asociación de Hemiparesia Infantil, creada en 2014, comparten el proyecto Hemiweb con el que las dos entidades persiguen concienciar a la sociedad sobre la existencia de la hemiparesia infantil y de la hemiplejia infantil. Ambas entidades persiguen tejer una red de apoyo familiar, organizar una comunidad de personas interesadas en promover un mayor conocimiento sobre estos trastornos y mejorar la calidad de vida de los niños con estas condiciones neurológicas.

La Fundación María Agustí y la Asociación de Hemiparesia Infantil tienen como misión proporcionar información, formación y atención sobre la hemiparesia y la hemiplejia. Asimismo, se han propuesto establecer alianzas con entidades de otros países y recabar el apoyo de profesionales, de entidades públicas y privadas y de cualquier persona sensibilizada o implicada con estos trastornos para mejorar la prevención, la investigación y la atención a este colectivo.

 

Enlaces de interés:

Página web de la Fundación María Agustí.

Página web de Hemiweb.