Organizador: Cáritas Diocesana de Barcelona.

Entidades colaboradoras: Ramon Molinas Foundation, Fundación Pere Tarrés y Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat.

Calendario de implementación: 01/01/2016 – 31/12/2016.

 

Paidós L’Hospitalet de Llobregat, un programa para apoderar a familias excluidas de la sociedad

La Ramon Molinas Foundation ha colaborado con Cáritas Diocesana de Barcelona para respaldar a Paidós L’Hospitalet de Llobregat, un programa piloto que nació con el objetivo de paliar las consecuencias de la pobreza infantil hereditaria y de prevenir su cronificación por medio del apoderamiento de las familias que han sido excluidas de la sociedad.

Paidós L’Hospitalet de Llobregat es un centro destinado a apoderar a los niños y a las familias que viven con pocos recursos y que no disponen de ninguna red de apoyo. El programa tiene por finalidad fortalecer sus capacidades para evitar que perpetúen esta situación generación tras generación. La actuación proporciona atención integral utilizando métodos y estrategias de intervención que fomentan las competencias de las personas gracias al acompañamiento en el proceso de mejora personal y familiar.

El proyecto cree en las capacidades y en los recursos de las familias como mecanismo activador del cambio. Por esta razón, el trabajo de los profesionales que integran el programa se centra en las unidades familiares a fin de paliar la pobreza infantil. El equipo interdisciplinario que lidera el proyecto trabaja con las familias de forma personalizada a nivel educativo, terapéutico y comunitario con la intención de aumentar los factores de protección y resiliencia de los menores, potenciar las capacidades de los progenitores y facilitar la integración de las familias en la comunidad.

 

Familias con niños de entre cero y seis años, en situación de pobreza y con dificultades para atender correctamente a sus hijos, beneficiarias del programa

Los beneficiarios de los centros Paidós son familias con niños de entre cero y seis años, en situación de pobreza, que tienen dificultades para atender correctamente a sus hijos y que han sido derivadas por los servicios sociales o por los servicios territoriales de Cáritas. Asimismo, otra de las premisas esenciales es que los miembros que las integran sean conscientes de sus circunstancias y presenten las aptitudes necesarias para generar vínculos positivos que les permitan recibir apoyo.

Paidós L’Hospitalet de Llobregat cuenta con un equipo interdisciplinario formado por educadores sociales, trabajadores familiares y psicólogos. El centro, que tiene una capacidad para acompañar y atender a 16 familias al mismo tiempo, es una de las cinco sedes que Cáritas ha puesto en marcha desde el año 2012 para estudiar el impacto del programa. Los otros cuatro centros se encuentran en Barcelona (uno en el barrio del Poblenou y el otro en Roquetes), en Santa Coloma de Gramenet y en Sant Adrià de Besòs.

 

Cáritas Diocesana de Barcelona, una organización con una larga trayectoria humanitaria

Cáritas es la organización humanitaria de alcance mundial de la Iglesia Católica. La delegación de la diócesis de Barcelona, que pertenece al entramado que conforma este organismo, se constituyó en el año 1944 y desde sus inicios acogió y trabajó con las personas en situación de pobreza y vulnerabilidad.

Las actuaciones de la organización se centran en el marco de la acción social, la sensibilización de la sociedad y la denuncia de las situaciones de injusticia. La entidad, además, lucha contra la pobreza, la exclusión social, la intolerancia, la discriminación y contra aquellas acciones que violan los derechos humanos.

Desde el año 2007, la entidad ha doblado el número de personas atendidas y ha detectado que la atención a las familias se alarga más en el tiempo. Fruto de esta situación, Cáritas Diocesana de Barcelona decidió encontrar nuevas formas de intervención para romper con el ciclo de transmisión intergeneracional de la pobreza.

 

Enlaces de interés:

Página web de Cáritas Diocesana de Barcelona.