Organizador: Fundació Catalana Síndrome de Down.

Entidades colaboradoras: Ramon Molinas Foundation y Escola de Música Joan Llongueres.

Calendario de implementación: 18/10/2017 – 22/06/2018.

 

La música como vehículo para contribuir a cambiar la mirada hacia las personas con discapacidad

La Ramon Molinas Foundation ha colaborado con la Fundació Catalana Síndrome de Down (FCSD) y con la Escola de Música Joan Llongueres con el objetivo de formar un grupo musical integrado por usuarios de ambas entidades. La actuación nació con la finalidad de contribuir a cambiar la mirada hacia las personas con síndrome de Down y otras discapacidades intelectuales, haciendo visibles sus capacidades y construyendo un puente hacia su inclusión social.

El programa ha beneficiado a 17 usuarios de la Fundació Catalana Síndrome de Down de entre 14 y 17 años, que han actuado como grupo coral dentro de la formación musical. La actuación se ha enmarcado dentro de los principios de normalización y de inclusión que contempla la Ley de Integración Social de las personas con discapacidad y se creó con el objetivo de aumentar la calidad de vida de los adolescentes que han participado en el programa.

Con Musicando, música para contribuir a cambiar la mirada hacia las personas con discapacidad, la Fundació Catalana Síndrome de Down quiere mejorar las posibilidades que la sociedad ofrece a los jóvenes que tienen esta alteración genética.

 

La música es un medio de desarrollo personal y de inclusión social

Tomando como referencia los indicadores de calidad de vida de Schalock[1], la música puede influir directamente sobre el desarrollo personal, el bienestar emocional, las relaciones interpersonales, la autodeterminación y la inclusión social. De forma paralela, las personas con síndrome de Down tienen una gran sensibilidad musical de manera que resulta más sencillo intervenir en un proceso terapéutico por medio de los beneficios de la música.

Gracias a este arte, los procesos de asimilación, de comprensión i de integración se producen con fluidez. La música ofrece un lenguaje que conecta a la persona con el entorno y facilita una interacción a un ritmo adecuado. De esta forma, capacidades como la atención, la retención cognitiva, la percepción, la psicomotricidad o la responsabilidad pueden verse incrementadas.

 

La Fundació Catalana Síndrome de Down, una entidad con más de 30 años de recorrido

La Fundació Catalana Síndrome de Down tiene como misión mejorar la calidad de vida de las personas con síndrome de Down u otras discapacidades intelectuales, haciendo posible su total inclusión en la sociedad y logrando su máximo grado de dignidad, respeto, autodeterminación y bienestar. Por medio de diferentes servicios y de acuerdo con las necesidades de cada edad, la entidad acompaña a las personas con síndrome de Down y a sus familias a lo largo de toda su vida. Desde el diagnóstico prenatal y nacimiento del bebé hasta la edad adulta.

La Fundació Catalana Síndrome de Down es una entidad privada, sin ánimo de lucro, que se fundó en el año 1984 y que fue declarada de utilidad pública por la Generalitat de Catalunya ocho meses después de su constitución. La entidad es un órgano permanente de estudio y participa y lidera diferentes investigaciones. Su Centro Médico Barcelona Down, una referencia a nivel mundial, realiza anualmente más de 2.500 visitas y cuenta con más de 2.700 historias clínicas. De este modo, es una de las bases de datos específicas sobre síndrome de Down más grandes del mundo.

Musicando, música para contribuir a cambiar la mirada hacia las personas con discapacidad pertenece al área de Seguimiento en la Etapa Escolar (SSEE) de la entidad. Este ámbito de actuación contribuye a la mejora de las condiciones sociales, educativas y psicológicas del proceso de inclusión escolar en el período de escolarización infantil, primaria y secundaria de las personas con síndrome de Down.

Por otro lado y con más de 100 años de existencia, la Escola de Música Joan Llongueres está comprometida con la actividad musical de Barcelona a través de una metodología activa, creativa y eficaz: la rítmica Jaques-Dalcroze. Una forma de aprendizaje que promueve el desarrollo de la musicalidad, la adquisición del conocimiento desde una perspectiva atractiva y la adquisición de una cultura musical. El año 2013, la Generalitat de Catalunya distinguió al centro con una Creu de Sant Jordi.

 

Enlaces de interés:

Página web de la Fundació Catalana Síndrome de Down.

Página web de la Escola de Música Joan Llongueres.

 

 

[1] Schalock, R.L. y Verdugo, M.A. (2003). Calidad de Vida. Manual para profesionales de la educación, salud y servicios sociales. Madrid: Alianza Editorial.